Expertos alertan que consumir altas dosis de vitamina E puede ser perjudicial

Considerada un poderoso antioxidante, la vitamina E aporta excelentes beneficios a la salud, pues ayuda a la expansión de los vasos sanguíneos y con ello previene los coágulos que pueden provocar un derrame cerebral o un ataque cardíaco.

Su empleo se ha popularizado también por sus efectos en la piel y en la salud del cabello.

Pero cuando esta vitamina soluble en grasa se consume en exceso, puede generar una respuesta del cuerpo que incluye náuseas, dolor de cabeza y diarrea, lo que significa que la vitamina está causando toxicidad.

«Si está tomando un suplemento de vitamina E y no tiene una deficiencia, los niveles altos pueden acumularse en el cuerpo y causar toxicidad», precisa Bansari Acharya, nutricionista registrada en Detroit (Estados Unidos).

Cuidado con las altas dosis

La experta considera que las vitaminas solubles en agua deben consumirse con más frecuencia que las vitaminas solubles en grasa, pues suelen acumularse en el cuerpo y no se liberan tan rápidamente.

Las intoxicaciones por abuso de la vitamina E no se presentan por la ingestión alimentaria, sino que es una respuesta casi exclusiva de las altas dosis de suplementos. En caso de presentarse este tipo de efectos, se debe interrumpir inmediatamente este consumo.

Si por el contrario hay deficiencias de esta vitamina, está probado que las principales fuentes se encuentran en las semillas de girasol, nueces y aceites vegetales.

*Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *