Estudio indica que comer chocolate tres veces a la semana podría ser bueno para el corazón

Ciertos antojos pueden ser convenientes. Así lo sugiere un ambicioso estudio publicado en el European Journal of Preventive Cardiology, que establece que consumir chocolate entre una y tres veces por semana es bueno para el corazón.

En concreto, el chocolate es capaz de ayudar a bajar el riesgo de enfermedad de las arterias coronarias «en un 8 por ciento».

Para llegar a estas afirmaciones, los investigadores analizaron seis estudios durante 50 años, desde 1966 hasta enero de 2020, cubriendo una población de análisis de 336.289 individuos de tres continentes.

Basándose en patrones estadísticos, se hizo seguimiento a los individuos basándose en hábitos como el consumo de chocolate, su frecuencia y tomando nota de quienes no lo consumían.

«Los participantes informaron hasta 21.777 enfermedades durante el período de seguimiento. De los cuales 14.043 casos fueron de enfermedad de las arterias coronarias, 4.667 ataques cardíacos, 2.735 accidentes cerebrovasculares y 332 fallas cardíacas», se reportó.

«Nuestro estudio sugiere que el chocolate ayuda a mantener saludables los vasos sanguíneos del corazón«, dijo en el comunicado de prensa el autor del estudio, el Dr. Chayakrit Krittanawong del Baylor College of Medicine, Houston, Texas (EEUU).

Sin embargo, el médico fue claro al afirmar que no lograron establecer una cantidad específica de chocolate (para el estudio calcularon 30 gramos/porción) y que los añadidos de azúcar y leche de las distintas presentaciones son contraproducentes.

«Las cantidades moderadas de chocolate parecen proteger las arterias coronarias, pero es probable que las grandes cantidades no lo hagan. Las calorías, el azúcar, la leche y la grasa de los productos disponibles comercialmente deben tenerse en cuenta, especialmente en diabéticos y personas obesas ” advirtió.

Según la Clínica Mayo, el cacao, ingrediente principal del chocolate, es rico en flavonoles, un antioxidante que puede reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y diabetes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *